Un Estruendo Feroz

Un gigante lanzó una roca al viento.  La roca golpeó el suelo con un estruendo feroz. Los enanos salieron de sus cuevas y derribaron al gigante. Luego se fueron a dormir comentando:

-Ese gigante no debió lanzar esa roca.

Algunos enanos defendían al gigante y otros lo atacaban, entonces acordaron regresar con el gigante, levantarlo de nuevo y regresar la roca a su mano.

El gigante vio a los enanos acercarse, con un esfuerzo se levantó pos sí solo, tomó nuevar rocas e hizo correr a los enanos, una guerra había iniciado. Los hijos y los nietos de los enanos no comprendían por qué tenían que ser enemigos de esos gigantes.

Publicado en Cuento Etiquetado con:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*