Anotación sobre cómo escribir.

Para escribir un micro relato, debes estar, de cierto estado de ánimo. No basta sólo querer escribir. Hay ocasiones en las que, los malos ratos no dejan que la mente haga «focus». Luego uno se pregunta: ¿Cómo puedo entonces reflejar lo mal que me siento en la escritura?

Pues parece que solo resta esperar a que pase, y en retrospectiva, escribir.

Publicado en Reflexión Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*