El secreto del entusiasmo.

Fotografía tomada en el malecón de La Paz BCS. Oct2012

En el inicio de semana, a veces las pilas andan al 100. Otras veces, la semana inicia con las ánimos maltrechos. He encontrado, que la actividad es la madre del entusiasmo. La actividad mental y corporal, esa que pone los huesos y las ideas, en movimiento.

Esa actividad, a la que uno se entrega cuando algo interesante surge. El peor error es sentarse a esperar que algo motivante venga. Ese es precisamente el esfuerzo por hacer: Ponerse en actividad, para encontrar un motivo para estar en actividad.

 

 

Publicado en Reflexión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*