Archivo del sitio

Primer café por la mañana temprana

Tu cuerpo abraza mi lengua, la besa y la deja, para ir a colgarse de algún punto entre los oídos y la nuca. Luego la nariz extiende tu aliento para recordar que por ahí pasaste. Primer café por la mañana

Publicado en Cuento Etiquetado con: